De nombres inventados y fetiches: el empleo como estructura narrativa

Este blog ya ha cumplido cuatro años largos y la sensación de quien esto escribe es que el empleo se está metiendo en los medios (sí, ya se habla de las condiciones en Mercadona y van a hacer un Carne Cruda de accidentes laborales) pero por las razones equivocadas, y con el discurso –como ya

¿Y si Daniel Blake hubiera votado a Donald Trump?

(No leáis si la vais a ver) No tenemos término medio: nos pasamos décadas sin que salga un carnicero en una película y de repente el mundo del curro pasa a ser importantísmo en las artes -que no en otros lugares, ya lo comentaremos después-. De este torrente de preocupación por qué pasa en el

No hacer

Hace unos días me encontré con una antigua compañera de clase, Marta. No era de las personas con las que más relación tenía pero así y todo fuimos a tomarnos un café. Había hecho una especie de FP de inclusión social (de hecho muchos años antes ya la había visto como asistente a un congreso,

Post de urgencia: dicen unos ingleses que te echas tres horas de siesta

Y yo digo que ojalá. Bueno, pues unos señores de un periódico británico que ha dejado de imprimir en papel hace poco y que es muy famoso Robert Fisk por sus reportajes de Oriente Medio y total, mira para decir qué gilipolleces ha quedado esta gente; dicen que Mariano va a “quitar la siesta” para

¿Y vamos a hincar la rodilla con el pachá de Arcelor otra vez?

Hace ya un par de añitos la familia Mittal casó en Barcelona a la sobrina del propietario del emporio Arcelor Mittal en un bodorrio inmensamente cuñado con mil invitados que incluían a jefes de estao, peña de Bollywood, Mas y Trias. Una boda de cuatro días para la que se movilizó a fuerzas de seguridad, a buena

Análisis de urgencia de lo nuevo de Lendakaris

El 9 de enero tuve el pleasure and honour de estar en el concierto de regreso a los escenarios tras casi tres años de los Lendakaris Muertos en el DOKA de Donostia El Antiguo. Mi entrada era la 1 del taco y la tengo pegada en la agenda a modo de reliquia. Nos los teloneó

Os van a formar… pero bien (una historia de parcheos al paro estructural)

En 2013 las modalidades contractuales del Estado español pasaron de ser 41 a convertirse en cinco: indefinido, de relevo, temporal, de prácticas y de formación. Estuve dando unas pocas vueltas para tratar de averiguar exactamente la diferencia entre los dos últimos, y llegué a este enlace. Pero de todo lo que aquí se explica hubo